jueves, 12 de marzo de 2015

Las esculturas cercadas


En una intervención por demás desacertada, el municipio ha iniciado en las últimas horas el cercado de tres de las diez obras emplazadas desde hace 21 años en el Paseo de las Esculturas, recorrido lineal realizado sobre el entubado del arroyo Napostá, entre Calles Casanova y Sarmiento. La excusa-argumento es una situación de "posible riesgo" de las esculturas Arco y Flecha, Todo es Elástico y Huellas, de acuerdo a lo que sugiere un estudio realizado por profesionales de la Facultad Regional Bahía Blanca de la Universidad Tecnológica Nacional. La obra, ya en marcha, dispone de un murete bajo de hormigón armado y sobre él una malla de hierro tipo metal desplegado de un metro de altura. Vale decir que la decisión, impulsado desde el Instituto Cultural del municipio, es cerrar el paso a los paseantes, quebrar la valiosa apertura del lugar y condenar a estas tres obras a una suerte distinta al pensamiento integral que tuvo el lugar.

ARCO y Flecha, de Pájaro Gómez. Los ingenieros suponen que un empuje lateral puede volcarlo. Entonces: cerco de hormigón y de hierro.

El cercado debiera haber sido la última ocurrencia, el recurso final, la respuesta ante lo inevitable de no tener alternativas. Es claro que para los tres casos existen otras respuestas y alternativas. Si, como sugieren los profesionales, hay soldaduras en mal estado, entonces que se refuerzan. Si hay dudas sobre los cimientos de las obras, que se excave, analice y reconstruya. Si se tienen que reforzar tensores, están disponibles los artistas para que participen de un refuerzo-diseño adecuado.
Se trata además de un ÁREA PATRIMONIAL, declarado tal en 2013, que exige la opinión de entendidos, paso que no se cumplió en absoluto. Se trata de un espacio de todos que no merece que decidan unos pocos. Y que para como de males esos pocos decidan mal.

TODO es Elástico, de Marina Schapiro. Los chicos se trepan, por eso la cierran.
HUELLAS. Las pisadas de los estudiantes del Colegio La Piedad se ubican sobre una planchuela que desde la UTN temen que se caiga.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Hola Mario, la desición de cercar los monumentos es un absoluto disparate, están haciendo una "obra" que un futuro gobierno con "cabeza" va a tener la obligacion de demolerla. y asi seguimos pagando obras inutiles dos veces, para hacerla y para luego demolerla.
Son esculturas hechas por grandes artistas, se debió consultar a los autores, por lo menos a los que todavia viven, para llevar adelante un proyecto de restauracion, si no me equivoco el paseo lleva ya 20 años, es tiempo de pensar en restaurar las esculturas y sobre todo las veredas, que tienen un gran deterioro.
arq. Raul Luisoni

Anónimo dijo...

Buenas, calculo que en poco tiempo colocaràn rejas a los semàforos, a las columnas de alumbrado público, etc., etc.