miércoles, 25 de febrero de 2015

La casona de Morado Veres

Casi treinta metros de frente borrados de un plumazo. En calle San Martín al 200, en pleno microcentro, un velo negro y un cerco de chapas esconde la demolición de la casona que fuera propiedad y vivienda familiar de Adrián Morado Veres, uno de los primeros médicos de la ciudad, reconocido además por ser el primer vecino en pasearse por las calles bahienses a bordo de un automóvil (1901). Si bien no hay todavía una presentación en el municipio referente a lo que se pretende realizar en el lugar, su primer nuevo uso será el de cocheras.

Treinta metros de frente borrados de la geografía urbana. San Martín al 200.
El grupo de casas, con su frente simil piedra, meses antes de la demolición.
Recreación de la cuadra a prinicipios de siglo XX, con la Farmacia Española y el lateral de la tienda Blanco y Negro.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Que triste lo que están haciendo en el centro, tiran hermosas construcciones para hacer una loza con una reja y unas mediasombras, dentro de poco solo quedaran cocheras, y a eso le dicen progreso?

Marcelo dijo...

Una pena que los bahienses no valoremos la arquitectura de otros tiempos como parte de nuestra de historia y exigamos a los dirigentes el cuidado que los edificios históricos merecen.

Anónimo dijo...

mario
esto fue un verdadero crimen, yo pensaba que esta casa estaba protegida por figurar en el inventario patrimonial
saludos
jose

Alejandro Machado dijo...

Tenía toda la pinta de ser de Coni Molina y Durand.

Graciela Facchinetti Luiggi dijo...

Una de esas casa no había sido la de Ducós?

Graciela Facchinetti Luiggi dijo...

Una de esas casas no era de Ducós?

Anónimo dijo...

Que gran pena q mientras grandes ciudades del mundo cuidan su patrimonio arquitectónico aquí a nadie le importe conservarlo ni cuidarlo y se empeñen en demoler y demoler cientos de bellezas de construcción cuando van a parar d demoler!!!!!

Anónimo dijo...

Que gran pena q mientras grandes ciudades del mundo cuidan su patrimonio arquitectónico aquí a nadie le importe conservarlo ni cuidarlo y se empeñen en demoler y demoler cientos de bellezas de construcción cuando van a parar d demoler!!!!!

Antonia Cricelli dijo...

Hola Mario, soy otra bahiense que mira con infinita pena como han destruido tanto patrimonio de nuestra ciudad y claro, tambien de todo el país. Cuanta "ignorancia" de quienes llegan a poder y no tienen idea del valor histórico de nuestro pasado.... y lo que más me sorprende es la pasividad de los ciudadanos en ver que tiran las cosas abajo y nadie se inmuta!! hay sobre todo un momento histórico de este país que trabajó infinita decadencia en todo sentido!