sábado, 21 de mayo de 2011

Otro chalecito que se despide


La avenida Alem, acaso el paseo más tradicional de la ciudad, sigue resignando la presencia de sus típicos chalets que la convirtieron, apenas iniciado el siglo XX, en la Palermo bahiense. A su condición de recorrido hacia el parque de Mazo, pronto sumó una atractiva oferta arquitectónica, con casitas de coloridos techos de teja, pintorescos diseños y atractivos jardines. En los últimos años se ha intensificado el cambio de uso de la calle, con giros a lo gastronómico y comercial. En esa oleada, algunas viviendas se han reciclado respetando su arquitectura y otras, como el caso que mostramos, será borrada del mapa para dar lugar a nuevos emprendimiento. Son casas que se despiden, son espacios que van resignando su paisaje. Es el progreso que, demasiadas veces, se gana su lugar sin respetar historias.

2 comentarios:

Ricardo Raul dijo...

Una "casita de chocolate" que se vá y seguramente le dejará el lugar a una propuesta acorde al siglo XXI,"que tenga esa relación entre la poesía y la función, entre la tecnología y la significación urbana, tratando de lograr un equilibrio sustentable",....tomado del pensamiento de Gustavo Azpiazu....

Ricardo Raul dijo...

Una "casita de chocolate" que se vá y seguramente le dejará el lugar a una propuesta acorde al siglo XXI,"que tenga esa relación entre la poesía y la función, entre la tecnología y la significación urbana, tratando de lograr un equilibrio sustentable",....tomado del pensamiento de Gustavo Azpiazu....