sábado, 19 de febrero de 2011

Agua clara y venecitas

A más de 40 años de habilitada, la fuente del parque de Mayo ubicada en el sector de los tradicionales juegos infantiles sorprende a muchos, desacostumbrados a verla con el agua tan limpia que permite descubrir el atractivo trabajo artesanal que conforma su revestimiento. Se trata de una interesante obra realizado con venecitas o masaicos venecianos, muy de moda en la década del 60, y que permiten formar dibujos y combinar colores, aportando su elevada resistencia al desgaste, a la humedad e incluso manteniendo su color a pesar del paso del tiempo.

La claridad del agua (poco habitual en esta fuente) permite admirar un colorido y atractivo revestimiento con venecitas
La fuente fue inaugurada el 9 de abril de 1970, luego de siete meses de trabajo y con un presupuesto de 800.000 pesos, unos 2.700 dólares de la época. Desde la municipalidad se puso énfasis en destacar sus platos centrales y el sistema de ocho reflectores de su iluminación "con filtros de colores". Si bien se mencionó que la obra tendría un diseño "moderno y atrayente", no aport'o detalles del trabajo.
Por eso gratifica ver el dibujo de cuatro focas, jugando con una pelota, graficadas en el piso de la fuente, así como la combinación de las pequeñas piezas celestes, amarillas y marrón claro. Un trabajo artesanal impecable, atractivo y con un revestimiento que es casi de culto para los seguidores de estos materiales que han marcado una época en la construcción.

PD. Una fuente similar, revestida en venecita, es la que estaba en la plaza Rivadavia, inaugurada en 1967 y recientemente demolida por el municipio.

Detalles de la fuente del parque de Mayo

1 comentario:

Ricardo Raul dijo...

La presentación de venecita.com, muestra claramente que, el único límite de diseño es la imaginación.

Los múltiples usos de la venecita, como piso o revestimiento, muestra, sin lugar a dudas el gran recurso que se tiene a la hora de especificar.