viernes, 26 de marzo de 2010

Una iglesia que pide piedad

"Y sus columnas fueron cuatro con sus cuatro basas de metal: y sus capiteles de plata; y las cubiertas de los capiteles de ellas y sus molduras, de plata". Exodo, 37, 19

Se trata sin dudas de una obra emblemática de la ciudad, cuya presencia cumplirá el mes venidero 116 años. La iglesia del Instituto La Piedad fue inaugurada el 15 de abril de 1894, cuando Bahía Blanca ni siquiera portaba aun el rango de ciudad. Fue costeada, al igual que la escuela primaria que luego daría lugar a la primera escuela de artes y oficios de la ciudad, por el vecino y empresario Luis D'Abreu y su señora, María Isidora Burañes.


El matrimonio D'Abreu y un dibujo del templo que donaron a la congregación salesiana.



La inauguración del templo dio lugar al festejo más impactante vivido hasta entonces en Bahía Blanca, al punto que por primer vez llegó a estas tierras un presidente de la República, Luis Sáenz Peña, además de monseñor Juan Cagliero y el ministro de guerra Luis María Campos.



Las imágenes contrastan la soledad del templo en 1894 con su realidad actual, donde a duras penas se puede advertir la parte superior de su única torre.

Mal estado

A pesar de tan trascendente historia, hoy el edificio da cuenta del paso del tiempo y la falta de un mantenimiento adecuado, con falta de revoque, molduras en peligroso peligro de desprendimiento más las agresiones que ha sufrido el inmueble desde el punto de vista arquitectónico con un entorno edilicio que fue creciendo sin considerar en absoluto cuidar y preservar su emblemática silueta.



Las malas compañíias en este encuentro entre el templo y un edificio lindero que avanzó sobre su arquitectura sin respeto alguno.



Varios detalle de la fachada dan cuenta de su riesgoso estado.

Sería sin dudas un acierto y un merecimiento que desde los poderes públicos se planteara la posibilidad de recomponer esta obra, así como se pueden conseguir 2 millones para reparar la Catedral, también esta obra debiera estar entre las primeras a la hora de pensar en una merecida puesta en valor.
***
"Porque, ¿cuál de vosotros, queriendo edificar una torre, no cuenta primero sentado los gastos, si tiene lo que necesita para acabarla?". Lucas, Cap. 14 V. 28

5 comentarios:

ilesol dijo...

Don Minervino, ¿notó que están por demoler el edificio art decó de la esqina de Sarmiento y Zelarrayán?

Mario M. dijo...

Lo estoy chusmeando. Gracias por el dato. Saludos.

Ricardo Raùl dijo...

La esquina de Sarmiento y Zelarrayan, no está catalogada. La empresa sigue los pasos normados por los Codigos Vigentes.

Ricardo Raùl dijo...

MARIO :

SOS UN GENIO, cada vez que se trata en la homilia dominical, una vez por año, la cita de LUCAS 14-28, pasa por mi mente el recuerdo de cada edificio construido en la CIUDAD y que nos mortificó la realidad por no HABER ENTENDIDO A LUCAS y explicar....lo inexplicable... a los inversores que los costos previstos, inflacion y otros menesteres mediante, no alcanzaba para terminar la obra...

Camara Viajera dijo...

Podríamos aplicar, casi perfectamente, al caso un fragmento del tango Sur: "Nostalgia de las cosas que han pasado, arenas que la vida se llevó, pesadumbre del barrio que ha cambiado y amargura del sueño que murió"
Evangelizar y enseñar oficios no terminó siendo un buen "negocio" en estos lares (y en esos lares) y cuando se volvieron los ojos sobre el edificio descubrimos que ni talleres ni templo...Ni tampoco miras a recuperarlo.
Respecto al comentario de ilesol va esta dire y, de paso, un poco de promo para nuestro grupo. Saludos.
http://www.flickr.com/photos/packard46/4308796841/in/pool-bahia_blanca