martes, 28 de diciembre de 2010

Casas que se van

video

Por ahora es un comentario. Pero no sería para nada extraño. Se dice que en los próximos días comenzarían los trabajos para demoler esta tradicional casona de la estratégica esquina de Moreno y Tucumán y dar lugar a un edificio en altura con atractivas visuales hacia la plaza Pellegrini. Se trata de una de las casonas de antes, la de los abuelos, con sus generosos retiros, sus caminos cargados de expectativas y sus olores a barrio. No es parte del patrimonio arquitectónico, en el sentido de estar catalogada y protegida. Pero sin dudas integra la memoria de todos. Una obra que ha cruzado al menos dos siglos y parece ya estar dispuesta a partir.


El Sur

Desde uno de tus patios haber mirado
las antiguas estrellas,
desde el banco de sombra haber mirado
esas luces dispersas
que mi ignorancia no ha aprendido a nombrar
ni a ordenas en constelaciones,
haber sentido el círculo del agua
en el secreto aljibe,
el olor del jazmín y la madreselva,
el silencio del pájaro dormido,
el arco del zaguán, la humedad
esas cosas, acaso, son el poema.

Jorge Luis Borges

domingo, 19 de diciembre de 2010

El eslabón perdido...


 Hemos publicado en este blog varias historias de las casas terminadas con Fulget, un revestimiento que tuve un auge fenomenal a partir de la década del 50 y que ha dejado numerosísimos modelos en todas las ciudades del país, Bahía Blanca incluida. En el uso del material se impone las posibilidades decorativas que el mismo permitía, por lo cual existen ricos ejemplos de paredes terminadas con atractivas ilustraciones, que van desde una elemental guarda hasta dibujos más complejos, muchos de ellos inspirados en coloridos paisajes. En este caso, el hallazo refiere una casa que no se ha terminado de realizar su frente, debidamente preparado para recibir el Fulget. Por las características del dibujo que aparece sobre una de sus paredeslaterales es claro que su autor es el mismo que otras viviendas terminadas, lo cual nos permite advertir el proceso constructivo previo a la aplicación del particular revestimiento.

El dibujo hecho sobre el revoque grueso, listo para recibir un Fulget que no llegó nunca.
Otro ejemplo encontrado en la ciudad. Posiblemente del mismo autor, terminado

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La avenida del doble nombre


En 2005, la avenida Sarmiento, que funciona como calle de Penetración a Bahía Blanca, acaso la más atractiva manera de ingresar a la ciudad, cambió su nombre. Por decisión municipal pasó a llamarse Alberto Pedro Cabrera, en honor a uno de los deportistas más extraordinarios que caminara por estas calles. "Beto" fue elegido el mejor deportista bahiense del siglo XX y falleció de manera inesperada en agosto de 2000, a los 54 años de edad. Fue "El mago", "Mandrake". Un fenómeno del basquet local y nacional, en tiempo de total amateurismo. Por estos días, su gran compañero y rival, Atilio "Lito" Fruet, vigoroso a sus 69 años de edad, comentó que si tuviera que elegir una calle para que llevara su nombre esa sería la avenida Cabrera. ¿Celos?. En absoluto: amor, cariño, respeto. Lito sugirió aprovechar que Cabrera (la avenida) tienen dos carriles de circulación (mano y contramano) y darle su nombre a uno de ellos. "Vas por Fruet y volvés por Cabrera", indicó.

La avenida Alberto P. Cabrera, hoy, vista hacia el centro de Bahía Blanca, marchando por Fruet, mañana.

La idea es precisa, sentida, clara. Acaso no importa demasiado el debate en un país donde en un mismo cuadro urbano conviven Mitre, Sarmiento, Rosas, San Martín, Lavalle y Dorrego. Estos son deportistas locales, nuestros, puros, íntegros. Que pusieron el nombre de Bahía Blanca en lo más alto y la consolidaron como la CAPITAL NACIONAL DEL BASQUETBOL. Habría que hacerlo. Ahora. Tampoco esperar (según indica una Ordenanza) que pasen cinco años de la muerte de Fruet, que además merece vivir trescientos años y más. Para que él lo disfrute, como nos hizo gozar a nosotros con su juego y empuje. Es muy buena idea, es propia, de acá, para los bahienses. "Voy por Cabrera y vuelvo por Fruet". Las buenas ideas no debieran discutirse demasiado.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Algún día, un museo...

Fruet, Cabrera y De Lizaso, una trilogía histórica
A esta altura de la historia deportiva de Bahía Blanca suena poco menos que increíble que la ciudad no disponga de un espacio dedicado al basquet, su deporte emblemático. Desde el propio gobierno municipal se ha alentado, en distintas administraciones, esa inquietud, aunque nunca se dado un paso mínimo para su conformación. No se trata de un museo, en el sentido clásico de la palabra, sino de un espacio que cuente una historia que se escribe día  día. Con fotos, remeras, aros, recortes, recuerdos...Que la Capital Nacional del Basquetbol, como nos conocen en el mundo, no tenga un sitio de encuentro y difusión de ese juego es cuanto menos injusto.
Hace unos días, el club Independiente de Bahía Blanca puso el nombre de Atilio Fruet a su complejo deportiva. En esa entidad se consagró campeón tres veces "Lito", marcando un record seguramente único al ganar de manera consecutiva los torneos de tercera, segunda y primera división.

"Lito" Fruet al colocarse su nombre al complejo deportivo del club Independiente. Lo aplaude el intendente municipal bahiense, Cristian Breitenstein

Entrevistado para la ocasión, Fruet manifestó su idea de que algún día pueda mostrar la camiseta de Alberto Pedro Cabrera, otro grande de esta tierra, con la cual se retiró de las canchas. También mencionó en la ocasión su sueño de que una de las manos de la actual avenida Alberto Pedro Cabrera de Bahía Blanca llevara su nombre para de esa manera, "ir por Cabrera y volver por Fruet" (ver video).

video


La propuesta de unir en una misma calle a las dos grandes figuras del basquet ya tiene su página en Faccebook y sus primeros adherentes.


Retomando la inquietud de generar un espacio dedicado al deporte de los cestos, seguramente son muchas las voluntades que habría que sumar, pero sin dudas debiera ser parte de una consigna a seguir. Y si se trata de hacerlo con tranquilidad, el 2028, año del Bicentenario, es un faro adecuado. No debería cumplir la ciudad 200 años sin contar con ese lugar.
Un museo de basquet en los Estados Unidos

lunes, 6 de diciembre de 2010

Mercados de otros tiempos


Hace 50 años, en noviembre de 1960, comenzó la venta de locales comerciales para integrar el Super Mercado Polar, ubicado en Alsina 640, con entradas por calles Alsina y Belgrano. Diseñado por E. Faggi y R. Justiniano, el emprendimiento era financiado, administrado y construido por Polar SA, empresa que llevaba adelante en la ciudad varios proyectos similares conocidos como "Mercados Modelo". El lugar disponía de 44 locales, 30 recostados en todo el perímetro del salón y el resto en una batería central de doble módulo. Los locales se ofrecían para ser ocupados por carnicerías, verdulerías, panaderías, confiterías, lecherías, café al paso, aves y huevos, pescaderías, rotiserías y despensas, entre otros.


De acuerdo al aviso publicitario elaborado por Olympia Publicidad, el Super Mercado Polar abriría el 30 de junio de 1961. El lugar es ocupado por una sucursal de la Cooperativa Obrera. En el medio, todas las historias que deseen aportar sobre el lugar.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Al Este y al Oeste...

video


El Jacarandá es uno de los árboles más representativos de la flora argentina y se lo emplea en muchos países para ornato de espacios públicos y privados. A pesar de su procedencia templada-cálida, logró adaptarse sin inconvenientes al clima bahiense. Su floración azul-violácea se produce en nuestra zona durante noviembre, ofreciendo un singular espectáculo de color sobre las copas de los árboles y en las veredas a medida que se desprenden sus corolas. Nuestra ciudad cuenta con cerca de 1.200 ejemplares en el micro y macrocentro, destacándose las plantaciones lineales de calles Brandsen-Undiano (Entre Saavedra y el entubado) y Brown (entre Misiones y España). 
Las fotos que acompañana este post permiten apreciar el delicado y agradable contraste entre el color de los jacarandáes y los revoques símil piedra de las construcciones.

Teatro Municipal, parte posterior
Portugal y Dorrego, detalle
Calle Brown al 400, detalle
Calle Brandsen
Plaza Rivadavia, Bahía Blanca, noviembre 2010
  

Palacete Canessa, Mitre 60
Casa Pagano, Mitre e Yrigoyen
Casonas, primera cuadra calle Berutti
Con el travertino de la casa Pillado (obra de Wladimiro Acosta) como fondo, Avenida Alem y 19 de mayo


Desde la ciudad de La Plata, Luciano ha enviado una serie de imágenes con jacarándaes en esa localidad.



sábado, 20 de noviembre de 2010

Santa Teresita art déco

El edificio en plena construcción, 1953
La parroquia Santa Teresita, ubicada en Villarino 460 de Bahía Blanca, presenta una singular fachada de líneas art déco, un estilo muy poco habitual para este tipo de edificios, sobre todo considerando que el estilo --desarrollado en el período de entreguerras (1919-1939)-- se relacionó en nuestro país con el glamour de Hollywood y el entretenimiento de Miami, ciudades norteamericanas que lo adoptaron como sinónimo de la industria del cine, la buena vida y la diversión.


Quiebra en parte la propuesta la decisión de rematar la fachada mediante un frontis, propio de la arquitectos clásica, aunque la geometría y los escalonamientos del frente, incluso en la cruz que domina la fachada, responden sin dudas a la estética de este modelo de diseño.


El edificio de Santa Teresita fue inaugurado el 17 de noviembre de 1957, siete años después de haberse colocado su piedra fundamental. Hasta entonces, la parroquia, creada por el obispo Leandro Astelarra en 1937, había funcionado en La Inmaculada.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Cocheras con historia


 En septiembre de 1960 comenzó la promoción en Bahía Blanca de uno de los primeros edificios de cocheras, ubicado en calle Fitz Roy 34. Se trata del "Garage Americano", cuya estructura estaba entonces en ejecución. "Compre comodidad y seguridad en el mismo centro de Bahía Blanca", rezaba el aviso publicado en La Nueva Provincia.

Aviso de venta en propiedad horizontal, 1960
El proyecto disponía --de acuerdo al dibujo que acompañaba la promoción-- de PB y 4 niveles, con 200 cocheras individuales con placards y una moderna estación de servicio con prestaciones de lavado, engrase y mecánica ligera. Además de "aire y agua en todos los pisos, sala de espera, baños, ascensor y service permanente para entrega de coches a domicilio".
El emprendimiento estaba a cargo de la firma B.A.G.E.F. SRL, con escritorio 3 y 4 en Alsina 95, piso 6, con el arquitecto Mario de Angelis como responsable del proyecto.

***
A 50 años de aquella publicidad, y sin demasiado tiempo de averiguar mayores detalles, parece que la obra se concluyó, con algunos pisos menos de los pensados. Sigue funcionando como cochera, con el nombre original de "Garage Americano". Es, sin dudas, una obra emblemática en su tipología en Bahía Blanca.

El Garage Americano, a 50 años de su concepción.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Roberto Achával ya tiene su plaza


El intendente bahiense, Cristian Breitenstein, junto a Juana Dodero, la mujer de Achával.
 A pocos metros del acceso a los puertes La Niña, frente a la zona de los cabarets y vecino al museo del Puerto, quedó inaugurada el jueves 11 de noviembre de 2010 el plaza Roberto Achával, en Ingeniero White (Bahía Blanca). En coincidencia con el día en que hubiese cumplido sus 80 años de vida, el lugar rinde homenaje a uno de los hijos dilectos de la localidad portuaria, donde Achával aprendió a tocar el violín y realizó sus primeros pasos en el tango, en la orquesta de Aníbal "Melón" Troncoso.


Se fue a probar suerte a Buenos Aires en 1969, dando comienzo a una carrera de excelencia. Seis años más tarde era el cantor de Aníbal Troilo, "Pichuco". En esa orquesta Achával cumplió su sueño de pibe, aunque la temprana muerte de Troilo (el 18 de mayo de 1975, a los 60 años de edad), le permitió disfrutar por apenas 45 días de ese privilegio.

Aníbal Troilo y Roberto Achával. El whitense fue el último cantor de Pichuco
video

Recorrió toda América y siempre se jactaba de condición de whitense. Murió el 27 de junio de 1996, a los 66 años de edad, como consecuencia de un corazón en pésimo estado. Nacido como Oscar Aníbal Crudeli, "Cacho" para sus amigos, Achával tiene su plaza en Ingeniero White, el lugar del que jamás de fue.

martes, 9 de noviembre de 2010

Un hotel, una cúpula

Calle Brown, esquina Donado. En primer plano, el hotel Italia, con su esquina poblada de gente, mateos y unos pocos automóviles. Detrás, asomando en la esquina de Brown y Anchorena, la Casa del Angel, obra del arquitecto catalán Joaquín Saurí, en un estupendo estilo art nouveau, fechada en 1906. El elemento singular --perdido en el tiempo-- es la particular cúpula que corona el edificio. Dos obras destacadas del paisaje urbano que han sobrevivido al crecimiento de la ciudad.

De paso, bienvenido Paul Mc Cartney a la Argentina. Una buen manera de aferrarse a un ayer que es también parte del presente, de una música que marcó a generaciones. Escribió Gabriel García Marquez en su libro Notas de Prensa: "Yo no olvidaré nunca aquel día memorable de 1963, en México, cuando oí por primera vez de un modo consciente una canción de los Beatles. A partir de entonces descubrí que el universo estaba contaminado por ellos".

"Oigo a los Beatles con un cierto miedo, porque siento que me voy a acordar de ellos por el resto de mi vida".  Emilio García Riera, crítico de cine.

Next song...

video

lunes, 1 de noviembre de 2010

Fulget en la picota


Casona de calle Rodríguez, en plena remodelación
Comenzó la reforma de esta casa de la primera cuadra de calle Rodríguez. Dejará su destino de vivienda unifamiliar para permitir alojar oficinas. A pesar de que el frente se dijo "no se tocaría", un manto negro poner ahora dudas sobre los cambios que tendrá, mientras que el interior ha tenido una demolición casi completa de manera de liberar la planta baja. Lo interesante de esta historia es el aporte de nuestro amigo Héctor Herro, quien con su afilado ojo urbano detectó un interesante trabajo de Fulget en una de las paredes interiores del inmueble.

Trabajo de Fulget, sobre una medianera
Se trata de un muro medianero, al costado de un patio interior pequeño, "un patio de luz", el cual, en principio y al decir de los obreros, "no se va a tocar". Sería muy interesante que el propietario valorara ese trabajo de un material y una forma de trabajar que tanto desarrollo tuviera en la década del 60. Por ahora, unas fotos muestran parte de ese paisaje, escondido entre andamios y escombros. Veremos si sobrevive.

domingo, 31 de octubre de 2010

Se viene la Torre Bicentenario

Inicio de Obras, 1966. Obra de la Universidad Nacional del Sur
A 44 años de iniciada la obra, se pondrá en marcha la terminación del denominado "Centro Cívico", que ahora sumará su condición de ex a ese proyecto para convertirse en la "Torre Bicentenario", destinada a oficinas. Ubicada en pleno microcentro bahiense, primera cuadra de la peatonal Drago, la estructura de hormigón armado fue realizada entre 1966 y 1969, por la Universidad Nacional del Sur.

La estructura sin terminar, vista desde la Galería Peuser
La casa cambió luego sus planes y cedió la estructura a la provincia, que en 1971 anunció la construcción, en acuerdo con el municipio, de un centro Cívico. Desde entonces han pasado 39 años y todo está como era entonces.

Proyecto del arquitecto Mario Cantarelli, 1971. Jamás concretado

Es, por lejos, "la gran rémora urbana bahiense", el "Monumento a la inoperancia", "Un elefante blanco". Ahora un fideicomiso municipio-BRAPO-empresa buscarán operar el "milagro". El contrato se firma (firmó) el martes 2 de noviembre de 2010. La obra tiene 18 meses de plazo. Veremos, se dice.


video

jueves, 28 de octubre de 2010

Bahía art déco

El art déco ha dejado una marca destacada en el paisaje urbano de Bahía Blanca, con cientos de viviendas que se detectan por todas las calles de la ciudad, mostrando sus detalles de diseño, la creatividad tan propia de este estilo de entreguerras que atrapa con su geometría y gráficos. Esta caso de calle Fitz Roy es un modelo por excelencia de ese estilo, con detalles que rápidamente se asocian con otras obras de la época.



Similitudes

Matadero de Guaminí, Francisco Salamone, 1938

Teatro, New York, 1939