martes, 30 de junio de 2009

Mini Galpones por un galpón

El primero de julio a las 14 un grupo de estudiantes de bellas artes, docentes y otros cuerpos y almas inquietas concurrirán al galpón de cargas de la vieja terminal de ómnibus en una sensata movida que apunta a evitar la demolición del lugar, al tiempo de proponer su uso como un galpón cultural. Invitan a salvarlo para la comunidad bahiense y a favor de la cultura. Para eso han desarrollado además un simpático "modelo para armar" con el edificio, con la idea de instalar su particular geometría, plagada de colores, en el imaginario de la gente.



La maqueta del galpón cultural


Modelo para armar: mini galpones por un galpón



A pocos días de culminar la segunda etapa de la nueva terminal, la demolición del edificio sigue siendo una decisión tomada por las autoridades municipales.
No pareciera buena estrategia de nadie acostumbrarse a tomar decisiones sobre bienes públicos sin escuchar a la gente. De autoritarismo y otros males saben algunas páginas oscuras de la historia. Son 400 metros cuadrados de construcción útil y sana, cargada de pasado, presente y futuro.

lunes, 29 de junio de 2009

El mural de Saint Exupéry

La inauguración del remodelado aeropuerto de Bahía Blanca, concesionado por 25 años a la UTE Corporación América SA y Arecco Ingeniería SA, incluye un detalle por demás significativo, cual es un gran mural colocado en el hall de espera, haciendo referencia con sus ilustraciones y palabras al protagonismo que tuvo Antoine de Saint Exupéry en la historia del lugar. El autor de "El Principito" fue el piloto del avión Laté 25 que en 1929 inauguró el aeropuerto, con un vuelo entre Bahía Blanca y Comodoro Rivadavia.


Vuelo Nocturno, 1931


Antoine de Saint Exupéry (1900-1944)

El mural de color azul contiene ilustraciones que muestran el perfil de algunas aves y de los míticos aviones Laté diseñados por la empresa Latécoère. La frase elegida para el mismo está incluida en el libro "Vuelo Nocturno", escrito por Saint Exupéry durante sus años de residencia en nuestro país (1930-1931), y dice: "Tengo siempre ante mis ojos la imagen de mi primera noche de vuelo sobre Argentina, como un río de conciencia la tierra se iba cubriendo de saludos de luz, cuando cada casa encendía una estrella contra la noche infinita". Un homenaje adecuado para un aeropuerto cargado de historia.

sábado, 27 de junio de 2009

Historias de Tres Arroyos

Luciano, asiduo visitante de estas páginas, ha enviado este interesante material desde la ciudad de Tres Arroyos, ubicada a 250 kilómetros de Bahía Blanca, donde muestra dos intervenciones que apuntan a la conservación de casas históricas del casco urbano, cuyas fachadas se han preservado a pesar de construirse en los lotes que ocupan dos edificios en altura.

Dice Luciano en su mail:

"El primer ejemplo es una esquina céntrica (Sarmiento y Juan B. Istilart). Se puede observar, sobre la derecha de la foto, un acceso amplio, por donde vehículos y peatones entran a la cochera y hall respectivamente. Si bien se han perdido ciertos detalles, como las vidrieras originales y sus respectivas persianas (todo de hierro) y se ha pintado el material de frente, es de destacar la intención conservacionista y el mantenimiento en los frentes originales de los "cajones" de los rollos de las persianas, el haber extendido la losa hasta la línea del frente a una altura menor que la del antiguo techo, lo que permitió amurallar los patios-terraza del primer piso sin necesidad de alterar la fisonomía frontal, elevando los muros ni colocando enrejados.



Sarmiento e Istilart, la esquina conserva la fachada del inmueble original, detrás aparece la torre.
"El segundo caso, sobre la céntrica avenida Moreno, es un proyecto emprendido por la Sociedad Mutual Danesa, actualmente en construcción. La torre se levanta con un retiro desde el frente de algunos metros, manteniendo intacta la fachada. Son ejemplos que parecen acercarse un poco más al equilibrio entre progreso y conservación respecto al ejemplo de la cochera de calle O'Higgins en Bahía Blanca".


El otro ejemplo, se mantiene la fachada de la vivienda.
Como se puede apreciar, dos decisiones de diseño muy singulares que, como corresponde a este tema, encontrará adherentes y críticos.

viernes, 26 de junio de 2009

Postales de otros tiempos: La Plaza



La plaza Rivadavia, vista desde la esquina de calle Alsina y San Martín. El paseo luce su primer diseño, realizado en 1903 por el arquitecto paisajista Augusto Flamant. El profesional mandó retirar el alambrado que rodeaba al paseo, "para quitarle su carácter rural", y delineó sus canteros y caminos interiores. La foto puede ubicarse, a trazos gruesos, entre 1904 y 1917. Se alcanza a ver, a la izquierda, solitario en la denominada manzana fiscal, al edificio que actualmente ocupa la Aduana Nacional, en la esquina de Estomba y la avenida Colón, que fuera construido como primera sede del banco de la Nación Argentina. La segunda sede, la actual de Estomba y Moreno, se comenzó a levantar en 1917. La Catedral Nuestra Señora de la Merced luce sus torres terminadas, datan de 1904, las cuales se destacan en el bajo perfil urbano. La ausencia del automóvil en las calles permita imaginar una Bahía quieta y silenciosa, azotada por el persistente viento del noroeste y la tierra que formando grandes nubes solía cubrir el casco urbano. Eran los sufridos "días de Bahía", que fueron forjando en parte un carácter que aún hoy marca una identidad.

miércoles, 24 de junio de 2009

Más bancos (I)

Un comentario de Carlos acerca de una entrada anterior sobre homenajes realizados a través del diseño de bancos, da pie para una tercera vuelta sobre un tema que arrancamos mostrando una obra de John Lennon en La Habana, Cuba. Va entonces una tercera rueda de esta propuesta que apasiona, y mucho, a artistas de todo el mundo.


Fernando Antonio Nogueira Pessoa, considerado uno de los mayores poetas y escritores de la lengua portuguesa. No está en un tradicional "banco de plaza", sino en una silla con su mesita, sobre una plaza de calzada portuguesa. Es el disparador de esta nueva entrega de bancos. Pessoa escribió: "Si después de yo morir quisieran escribir mi biografía/no hay nada más sencillo./Tiene sólo dos fechas/la de mi nacimiento y la de mi muerte./Entre una y otra todos los días son míos". Vivió 47 años.


Carlos Vaz Ferreira y Alberto Einstein. La figura recrea una famosa entrevista que mantuvieron el filósofo uruguayo y el científico alemán en 1925, en la plaza Artola de Montevideo.


Alex Haley es quien, sentado, narra una historia al grupo de jóvenes que lo escuchan. La obra se ubica en una plaza de Londres. Haley fue un escritor estadounidense, autor del libro "Raíces", llevado con mucho éxito a la TV.


Ari Virgili. Un vecino de Tarragona, apasionado investigador de la historia de esa ciudad. Descubrió que el bastón blanco que utilizan los ciegos fue creado en esa ciudad española.


Glenn Gould, pianista canadiense, un virtuoso al momento de ejecutar al piano las obras de Johann Sebastian Bach. Su estatua se ubica frente a Canadian Broadcasting Corporation (CBC) en Ontario.


Brigitte Bardot, la mítica BB, símbolo sexual de las décadas del 50 y del 60. La actriz francesa, protagonista del film "Et Dieu... créa la femme", tiene su homenaje en Buzios, Brasil.


Hans Cristian Andersen, en el Central Park de New York. Con un libro abierto y un pato a su lado se ubica la figura del escritor danés autor de cuentos como "El Patito Feo" y "La Sirenita".

lunes, 22 de junio de 2009

Cine Unión



Inaugurado hace 69 años, en junio de 1940, el cine Unión Ferroviaria, porpularmente llamado "el Unión", fue uno de los pocos cines de barrio que funcionaron en la ciudad. Ubicado en calle Almafuerte 643, sede de la entidad gremial "La Unión Ferroviaria", se sumó a un reducido concierto de salas ubicadas fuera del radio céntrico, por casos las de Bella Vista, Villa Mitre (cine Las Cinco Esquinas), Villa Rosas, Ingeniero White y General Cerri.


Estado actual del edificio, con su llamativo verde


Detalle art déco en la vereda. Servía como base de un mástil ya desaparecido.


Función estreno de la sala, junio de 1940
Fue al construir su sede social en el barrio Almafuerte, obra realizada por la empresa Luisoni, que la Unión Ferroviario decidió destinar su salón de actos a servir para presentar obras teatrales y proyecciones cinematográficas. Una de las características del inmueble era su amplia puerta tijera de la puerta de acceso.
El cine Unión funcionó durante más de 40 años, hasta cerrar sus puertas a finales de la década del 80.
Hoy el emblemático edificio, de líneas modernas, sigue siendo propiedad de la entidad del riel, estando el salón ocupado por una iglesia. Su frente no ha corrido un destino muy favorable, ya que ha resignado su revoque original para dar lugar a un "verde furioso" que lo destaca de la cuadra, vecino a otro inmueble que, por su parte, luce un "celeste cielo".
Sobre el cordón de la vereda aparece un singular elemento de diseño art déco, propio de estas salas destinadas al entretenimiento, aunque poco tiene que ver con el resto del edificio. En rigor, ese elemento servía como base de un mástil hoy desaparecido.

El salón de actos a poco de ser construido.

sábado, 20 de junio de 2009

Casas angostas, De una...




Retomando el tema de los inmuebles angostos (ver entradas 1, 2 y 3), un atento seguidor de este blog, Luciano M., estudiante de arquitectura en La Plata, nos envió fotos de un curioso y apretado cafecito de aquella ciudad, ubicado en Diagonal 77 e/8 y Plaza Italia. "El bar se llama "De Una", pero debería llamarse "De Un...Metro", comenta Lucho.

miércoles, 17 de junio de 2009

La nueva aeroestación

--"Bahía Blanca contesta: "Prevemos, antes de veinte minutos, violenta tormenta Oeste sobre Bahía Blanca."
-- Pregunte el tiempo en Trelew.
-- Trelew contesta: "Huracán, treinta metros segundo, Oeste y ráfagas de lluvia."
-- Comunique Buenos Aires: "Nos encontramos taponados por todos lados. Tempestad se cierne sobre mil kilómetros; no vemos nada. ¿Qué debemos hacer?".

De Vuelo Nocturno, Antoine de Saint Exupéry.


Así lucirá la nueva aeroestación a partir de los próximos meses.

El viernes 19 de junio la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugurará las obras de remodelación y ampliación de la aeroestación civil comandante Espora. A menos de un año de haberse iniciado las obras los plazos electorales apuraron este acto que encontrará a la obra en un 80 por ciento de ejecución. El edificio ha sido completamente remozado y ampliado, totalizando casi tres mil metros cuadrados de superficie, con escalera mecánica y manga telescópica incluída (ambos elementos serán faltantes durante la inauguración).
La historia del aeropuerto bahiense no es una más, teniendo en cuenta que fue que sirvió como punto de partida de la primera línea aerocomercial de cabotaje de nuestro país. Por eso quien visita hoy Villa Harding Green, a 7 kilómetros del centro bahiense, encontrará referencias sobre el lugar, considerado la cuna de ese trascendental servicio aéreo. Fue precisamente hace 80 años, en noviembre de 1929, cuando la compañía de capitales franceses Aeroposta Argentina SA, habilitó la ruta Bahía Blanca-Comodoro Rivadavia, con escalas en San Antonio Oeste y Trelew. El servicio se hacía con los míticos aviones Laté 25 y Laté 28, los primeros de carlinga descubierta, de estructura de aluminio que a duras penas superaban los 180 km/h de velocidad


"El Principito", 1944, la obra cumbre de Saint Exupéry. Su autor fue piloto jefe de la primera línea aérocomercial de cabotaje de nuestro país, establecida entre Bahía Blanca y Comodoro Rivadavia.


Vuelo Nocturno, Antoine Saint Exupéry: escrito durante el paso del piloto por Bahía Blanca.


La ruta de la aeroposta en la década del 40

La denominada Línea Patagónica se extendería en 1930 hasta Río Gallegos. Si bien la compañía gala se retiraría del país en 1931, dejó sentada las bases del servicio aéreo de transporte de cargas y pasajeros en nuestro país, origen de Aerolíneas Argentinas. Como detalle anecdótico no menor, la compañía trajo como principales referentes para el manejo técnico de la empresa a pilotos franceses de destacada, verdaderos pioneros de la aviación. En particular, como Jefe de Pilotos de la línea al sur llegó un jóven que amaba tanto volar como escribir, y que a sus 29 años de edad cambiaba las arenas del desierto de Sahara por los fuertes vientos de la Patagonia. Se trataba de Antonie de Saint Exupéry, quien apenas voló su máquina en la Patagonia no dudó en calificar a la ruta como "la más peligrosa del mundo" por sus fuertes vientos, en una zona donde, dijo, "las piedras vuelan".


Saint Exupéry (izquierda) junto a una de sus máquinas, en un campo aéreo patagónico.


Las pistas de tierra iluminadas con kerosene, los hangares de chapa y una casilla administrativa formaron la primera infraestructura aeroportuaria del país. En la foto, un Laté 25.

El aeropuerto construido en Villa Harding Green funcionó hasta 1970. En enero de aquel año se habilitó la actual aeroestación civil Comandante Espora.
Ahora comienza una nueva etapa. El edificio remodelado y modernizado ha sido concesionado por los próximos 25 años a la UTE que integran Corporación América SA y Arecco Ingeniería SA. La primera de esas empresas administra actualmente 33 aeropuertos del país, incluidos Ezeiza, Aeroparque, Mendoza, Mar del Plata y Comodoro Rivadavia. De acuerdo a las proyecciones de la concesionaria, la terminal tendrá en los próximos años un movimiento anual de 300 mil pasajeros, casi el triple de la cantidad actual. Curiosamente, a 80 años del primer viaje a Comodoro, Bahía Blanca no tiene hoy vuelos directos a la Patagonia. El único servicio del aeropuerto es un par de viajes diarios a Buenos Aires y viceversa.


El aeropuerto bahiense de Villa Harding Green, donde operó hasta 1970.


PD.: A poco de regresar a Francia, en 1931, Antoine de Saint Exupéry publicó el libro "Voil de nuit" (Vuelo nocturno), donde relata parte de las aventuras vividas en nuestro país. Tiempo después, en 1943, exiliado en Estados Unidos y habitando una casa alquilada en Northport, Long Island, durante el verano de 1942 y el otoño de 1943, escribió "El Principito", uno de los libros más leídos y editados de la literatura universal. Saint Exupéry jamás sabría de ese éxito. Pocos meses después de que saliera a la venta en Nueva York la primera edición del libro, desapareció mientras cumplía una misión de rutina sobre el mar Mediterráneo, sirviendo a la fuerza aérea de su país. Nunca se encontraron los restos de su nave.

"Yo, se dijo el principito, si tuviera cincuenta y tres minutos para gastar, caminaría muy suavemente hacia una fuente...". (De El Principito, 1944)

lunes, 15 de junio de 2009

Una estética inadmisible


El calamitoso frente de la cochera. La comuna debería exigir un reacondicionamiento acorde al nuevo espacio urbano que se construye.


La medianera sobre la galería Peuser, un componente degradante del paisaje urbano que afecta a todos los vecinos.
Suena muy contradictorio realizar una obra de puesta en valor tan significativa para dar un marco a tan degradante situación estética.
La puesta en valor de la primera cuadra de calle O'Higgins, con su ensanche de veredas, reconstrucción de pavimento, equipamiento urbano e iluminación, pretende convertirse en una renovación del microcentro y la recuperación de la cuadra comercial y de paseo más emblemática de la ciudad. Sería importante, en ese esfuerzo de los vecinos que sostienen el costo de esta obra, resultado, por otra parte, de un concurso provincial de ideas, que el municipio exigiera a determinados frentistas que acompañen con la estética de sus inmuebles el nuevo paseo, asumiendo un compromiso con la ciudad y alentando la mejora de un paisaje urbano que pertenece a todos. De manera puntual, resulta poco menos que inadmisible que no se exija al propietario de la cochera "Gran David", ubicada en los primeros metros de la cuadra, que recomponga ese espacio de estacionamiento, mejorando sus medianeras, en un estado de desprolijidad máxima desde la demolición de los edificios allí existentes, incluido el palacete de "New London", una de las pérdidas más significativas del patrimonio arquitectónico bahiense.
Las mejoras que por estos días se llevan adelante en el lugar se refieren a agregados internos, unos parches en la playa y estructuras para cubrir los autos. Nada hace presumir sin embargo que se vaya a recomponer el frente, hoy compuesto por una rejería oxidada y descuidada, ni mucho menos las mencionadas medianeras.
Sería un despropósito que el día que se inaugure el nuevo espacio, su diseño se vea afectada por esta presencia de quien sólo atiende sus intereses, sin entender que la ciudad es también un negocio que debe respetar: el de no afectar un espacio común que pretende convertirse un lugar de disfrute, encuentro y belleza.

La historia del capital

Placa ubicada en cercanías del museo del puerto de Ingeniero White, gentileza Héctor Herro. "En la historia del capital, construir es destruir". El muelle de hierro, como los elevadores de chapa, son hoy parte del recuerdo.

domingo, 14 de junio de 2009

Caras


Casa del Angel


Hotel Italia


El hotel Italia y la Casa del Angel, 1920. Vista desde Donado y Brown.

Están ubicadas a pocos metros una de otra. En obras de estilos completamente opuestos, uno de ellas ligado al pasado, el otro una singular muestra de art nouveau. Representan rostros femeninos apareciendo a modo de decoración en cada fachada. Una de ellas le da nombre al lugar, "La Casa del Angel", en calle Brown y Anchorena. La otra asoma debajo de una cornisa curva, en una de las ventanas del hotel Italia. Son vecinas desde hace al menos 80 años. Desde entonces han visto desfilar varias generaciones bahienses.

viernes, 12 de junio de 2009

Casas que se van: Rondeau 555


Foto gentileza Miguel Garelli, 2008

Comenzó la demolición de una vieja casona de calle Rondeau 555, que se despide del paisaje urbano de su barrio. Varias veces hemos compartido con algunos visitantes de este blog lo interesante que resultaría disponer de un relevamiento fotográfico de las casas que se van demoliendo y perdiendo en la ciudad. Establecer un registro de imágenes que permitan rendir debido homenaje a estas viviendas que cobijaron historias y sentimientos y que dejan su lugar para la aparición de nuevos emprendimientos.







"Nostalgias de las cosas que han pasado,
arena que la vida se llevó
pesadumbre de barrios que han cambiado
y amargura del sueño que murió".

(De Sur, Troilo y Manzi)

Marzo 2011, una torre en lugar de la casona

miércoles, 10 de junio de 2009

Galpón politizado



"Y ahora que la terminal está lista, y como se alimentan del pasado, discuten qué hacemos con el galpón. Mostrar un galpón con cuatro chapas para que sea patrimonio histórico es la única propuesta que tienen. O lo dejamos de pie, para demostrar que el pasado está vivo, o lo derrumbamos porque el futuro está vivo".

Estas fueron las palabras del intendente Cristian Breitenstein en su discurso del pasado martes en el Sindicato de Luz y Fuerza, acto que contó con la presencia del gobernador Daniel Scioli. La referencia fue hacia el galpón de encomiendas de la terminal de ómnibus, cuya demolición fue cuestionada en los últimos días por el partido socialista y la comisión intervecinal. Vale decir que el tema ha entrado en un terreno cuanto menos inadecuado, por cuanto se ha politizado y el propio intendente parece haber tomado una posición, con un argumento por demás inadecuado para un tema patrimonial, cual es considerar que quienes pretenden cuidar los bienes de una ciudad se oponen a su progreso. Resulta cuanto menos desalentadora esta postura del jefe comunal, quien, por otra parte, ha demostrado en muchas ocasiones un gran aprecio y respeto por la ciudad en todas sus partes. Mejor que nadie sabe Breitenstein que determinados edificios son representativos de nuestra historia y responsables de sostener nuestra identidad. La discusión sobre el galpón, la posibilidad de conservarlo o la racionalidad de aprovechar sus 400 metros cuadrados ha quedado ahora a un lado. Sería valioso saber que el intendente entiende que la ciudad se nutre también de sus bienes arquitectónicos y urbanos y que una política sustentable para una metrópoli con futuro, crecimiento y proyección es también referenciarse en sus raíces. Quienes queremos que Bahía sea una gran ciudad nos gratificamos con las nuevas obras y las intervenciones urbanas que la jerarquizan. Cuidar lo que ya tenemos es parte de ese sentimiento de progreso.

"En su sentido más amplio el patrimonio es el conjunto de bienes heredados del pasado y, en consecuencia el patrimonio arquitectónico puede definirse como el conjunto de bienes edificados, de cualquier naturaleza, a los que cada sociedad atribuye o reconoce un valor cultural"