viernes, 8 de mayo de 2009

El Castillo de White

De paseo por Ingeniero White uno no puede dejar de sentirse conmovido cada vez que tiene oportunidad de ver el viejo edificio que alojara a la que fuera Usina eléctrica de nuestra ciudad a partir de 1932 y hasta entrada la década del 90. Nos referimos a la usina "San Martín", popularmente conocida como "El Castillo". Declarado Patrimonio Provincial y propiedad del municipio, sigue pasando el tiempo sin que se logre poner en marcha un plan de intervención que permita recuerpar esta verdadera maravilla de la arquitectura portuaria, singular en sus formas, y testimonio de la historia de la ciudad.


El anuncio de la obra, 1928


La estructura del castillo es una tradicional pero por entonces muy adelantada obra de hormigón armado, 1931


El impactante espacio interior, en la sala de los dinámos. Estos sitios son hoy inaccesibles por su pésimo estado.

La obra fue construida por la compañía "Empresas Eléctricas de Bahía Blanca" entre 1928 y 1932, como respuesta a la exigencia del municipio de construir una nueva usina (en lugar de la que operaba en Loma Paraguaya) a esta firma de capitales italianos que tomó la concesión del servicio eléctrico que desde principios del siglo XX estaba en manos de las empresas ferroviarias inglesas (Buenos Aires al Pacífico (1907-1924) y Ferrocarril del Sud (1924-26)).
A pesar de que muchos refieren a su estilo como inspirado en el gótico, sobretodo por la aparición de arcos ojivales, el mismo responde a los lineamientos de la arquitectua medieval propia del Románico lombardo, lenguaje adoptado por la Compañía Italo Argentina para sus usinas, estaciones y subestaciones, tanto en la ciudad de Buenos Aires, como Bahía Blanca, siendo una de las primeras empresas en adoptar una imagen corporativa a través de su arquitectura. A fines del siglo XIX, ese estilo era considerado como un estilo nacional en Italia.
El edificio de Ingeniero White fue diseñado por el arquitecto Molinari y si bien su terminación exterior simula ser una construcción en piedra, de acuerdo a los modelos del medioevo, se trata de un revoque de varias tonalidades aplicado sobre una tradicional estructura de hormigón armado.
El Castillo de Ingeniero White se encuentra desde hace casi dos décadas en completo abandono, sin posibilidad además de ser visitados sus impactantes espacios interiores debido al mal estado general de la obra.


Vista actual del edificio desde las vías que conducían al muelles de los desaparecidos elevadores de chapa.


Vista de la fachada, con la escultura San Jorge y el Dragón, de Troiano Troiani


Estado de las vidrieras

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mirá vos...!!! O sea que cuando dicen: "Hemos recuperado para la ciudad bla bla bla..." UFF! No sé qué decir...Temo ser ofensiva.
Bueno...a estar atentos y reclamar como es debido a nuestros funcionarios(que son nuestros empleados).
La abuelita de Bahía Blanca.

Ricardo Raùl dijo...

BUENA NOTICIA : Ingresò en la Comisiòn de estudio de REFORMA del CPU y del CE, coordinada por el Arq. Marcelo LENZI, la herramienta de gestiòn urbanistica RApaM CIUDAD (R eciclar A rcilla pa ra M oldear CIUDAD) que prioriza al PATRIMONIO en la conversiòn del circulo virtuoso de los recursos AUTARQUICOS generados por la herramienta. Soluciona la denuncia, como la presente, economicamente, que a partir de un concurso de proyecto ejecutivo de recuperaciòn se llama a licitaciòn de precios a travès de un CLUSTER DE INVERSORES PRODUCTORES.

Anónimo dijo...

LO QUÉÉÉÉ!?!?!?!?!?
La abuelita de Bahía Blanca.

Ricardo Raùl dijo...

Abuelita: Dispuesto a armar una mesa de anàlisis de la herramienta de gestiòn presentada. La misma es : DE, POR Y PARA LA CIUDAD. ¿ Nos convocamos ?

Fenix Skateboarding dijo...

es un de los luhares q mas me gusta de esta ciudad

Anónimo dijo...

justamente visité la usina esta semana y la guía que nos explicaba todo nos dijo que no se podía entrar porque era "peligroso", me parece muy mal que una construcción tan valiosa esté en ese estado

Daniel Suárez Prado dijo...

Es una construcción espléndida.
Cada vez que doy una vuelta por el puerto paso, la miro y la admiro. Al mismo tiempo, descubro en cada visita que, a pesar de la placa que nos recuerda que es Patrimonio arquitectónico, el abandono está haciendo estragos en su estructura.
Gracias por las fotos Ingeniero. Un gran testmonio.
Sdos. cordiales.

http://www.flickr.com/photos/danielsuarezprado/sets/72157617786818409/