viernes, 20 de marzo de 2009

La fuente de Lola Mora (una historia con una fiera encerrada)

En septiembre de 1968 los bahienses pudieron disfrutar de un singular espectáculo callejero: en el marco de su despedida de soltero, un grupo de amigos paseó por el centro de la ciudad, en el interior de una jaula, al entonces ídolo del basquetbol bahiense, Atilio "Lito" Fruet, con la leyenda que daba cuenta de las razones de ese encierro: "La Fiera". La historia indica que fue precisamente buscando esa jaula en un galpón del parque Independencia que Omar Peñuñuri encontró, arrumbadas en el lugar, un conjunto de piezas de mármol de Carrara que llamaron su atención.


Lito Fruet enjaulado, septiembre de 1968. Una despedida que generó una obra de arte.
Por eso, unos días después regresó al lugar y confirmó la importancia de su hallazgo: uno de los pedestales del grupo escultórico llevaba la firma de Lola Mora, reconocida escultora tucumana. Fue el principio de una historia que terminaría exactamente diez años después, cuando, en diciembre de 1978, esas obras, restauradas y debidamente montadas, formaron la hoy tradicional "Fuente de Lola Mora", ubicada en el playón de la Universidad Nacional del Sur.


Las partes de mármol en el patio de la Universidad Nacional del Sur, diciembre de 1968.
Es que, hechas las averiguaciones del caso, Peñuñuri estableció que la obra había sido donada a esa casa por Zunilda P. viuda de López Francés, uno de los grandes hacedores de la Universidad, quien las había adquirido en una subasta realizada por la familia Paz Anchorena en la Capital Federal. Del conjunto montado dentro de la pileta diseñada por el arquitecto José María Pascualetti, sólo los capullos laterales son de la autoría de Lola Mora. El elemento central, con sus grandes platos, son de autor desconocido, adquiridos en Roma, Italia, por la misma familia.


Uno de los capullos de la autoría de Dolores "Lola" Mora.
Vista de la fuente. El grupo central es de autor desconocido.

3 comentarios:

LUCIANO dijo...

Muy bueno este dato histórico, que seguramente no es conocido por muchos. Yo sí lo sabía, pero además con un dato extra que me gustaría aprovechar la oportunidad para confirmar: ¿es verdad que el "depósito" de la escultura se había producido por orden de la "Revolución Libertadora"? Así me lo contaron alguna vez, y si bien no me consta, tampoco me parece increíble, dado que hay antecedentes de destrucción de verdaderas obras de arte arquitectónico por el solo hecho de "pertenecer a..." o peor aún "haber sido construidas durante el gobierno de...".
Cito al respecto dos hechos coetáneos: la "Revolución" bombardeando a ojos cerrados la Plaza de Mayo, con toda su arquitectura y arte; parte de la "militancia justicialista" quemando iglesias con sus frescos, vitrales, esculturas, etc.
Gracias por este espacio y felicitaciones nuevamente.

Ricardo Raùl dijo...

¿ No se volverà a repetir la historia?......escuche por allì que le ofrecieron al LITO un cargo polìtico en una neoagrupaciòn peronista.....espero que la historia lo convierta en AVENIDA o en PLAZA...como el gran BETO, ya que si se convierte en realidad el comentario....luego iràn por el MANU......(como el CALO lo hizo con el LOLE,SCIOLI,PALITO....)

Eduardo dijo...

Que bueno sería conocer el autor de la fuente central, ya que creo una injusticia denominar al conjunto como de Lola Mora.
Saludos