domingo, 29 de marzo de 2009

Cines de otros tiempos: El Rossini


La sala en la década del 60


"La bombonerita", el día inaugural, 1929


Vista actual del edificio. Mitre 225


Detalle de la marquesina de hierro y vidrio

En 1929 la Sociedad Italia Unita inauguró su monumental sede social en la esquina de Mitre y Rodríguez, edificio diseñado por el ingeniero Adalberto Pagano (dato gentileza Luciano), el cual incluyó la construcción de un atractivo teatro al que, luego de una compulsa entre los asociados, se bautizó con del músico Gioacchino Rossini. Rossini compitió con otros dos candidatos, Bellini y Puccini, habiendo sido excluido el nombre de Verdi ya que por entonces otra sala de la ciudad tenía esa denominación (el Politeama Verdi, de calle Alsina 129). Fue construido, de acuerdo a crónicas de la época, "con derroche de buen gusto y de acuerdo a las exigencias de los teatros modernos". Una curiosidad de la sala es que su piso era "movible", lo cual permitía, con un mecanismo muy simple, "uniformarlo" en caso de querer destinar la sala para fiestas danzantes. El día de su inauguración, en agosto de 1929, se dijo que la sala era una verdadera "bombonerita", sin pretensiones de lujo, pero con una excelente acústica. Con un escenario acaso un tanto estrecho para la obra, se inauguró, al igual que había ocurrido con los teatros Municipal (en 1911) y Colón (luego Don Bosco, en 1909), con la ópera Aída, de Giuseppe Verdi. El lugar completó aquella noche su capacidad de 800 asientos, divididas en 305 plateas Pullman, 29 palcos, 260 butacas de tertulia y 120 paraísos. Además de servir como sala teatral, estaba equipada para proyecciones cinematográficas, con una máquina Gaumond. Ese destino de cine se reforzó en la década del 50, cuando la sala pasó a manos de la empresa Scheines, quien renovó sus equipos y le colocó una pantalla gigante. Una cartelera de 1957 hacía compartir su programación con los cines Ocean, Palacio del Cine, Gloria, Odeón, Astral, Grand Splendid, Bahía y Unión.
Respecto a su arquitectura, si bien el edificio fue construido junto con la sede social de la esquina, tiene la singularidad de tener su fachada curva, además de haber incorporado en su frente una atractiva marquesina de hierro y vidrio.
El Cine Teatro Rossini no fue ajeno a los vaivenes de las salas locales y cerró sus puertas en varias oportunidades, aunque siempre volvía a abrirlas. Su última "reapertura" data de 1979. En la década del 90 fueron, finalmente, desmanteladas sus butacas y convertido en confitería bailable. Con algunas variantes, sigue sirviendo para ese destino, con el particular nombre de "Rossini Paradiso".

PD.: De muchas películas que pude ver en el Rossini, recuerdo en especial un film que, en su época, fue maravillosa: Melody (1972).

8 comentarios:

Lelé dijo...

Es un lugar muy hermoso, pero me da la impresión que en los últimos 15 años ha sido desperciado. Sin embargo, recuerdo haber ido a escuchar a Gillespi que tocaba la trompeta con su banda y estuvo muy bien. Conclusión: este comentario es inconducente, no demuestra ninguna posición firme al respecto.

Mario R. Minervino dijo...

Muestra una voluntad de participar que siempre es bien recibida y valorada.

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir este blog...no me dan los ojos ni los dedos para teclear y ver todo!!! Me encantó el rescate que hacés de la historia de la ciudad. También me apena la dewstrucción de la que es víctima. bueh...la estupidez no tiene límites...
La abuelita de Bahía Blanca
Pd.: en las 5 esquinas (Villa Mitre) no hay una heladería donde años ha...había un cine?!?!?!?!

Lelé dijo...

Es verdad lo que dice "la abuelita de Bahía Blanca"! Mario, tenés que ir a las cinco esquinas de Villa Mitre. Sabés dónde es? Donde está el club. A media cuadra atendía hasta hace muy poco mi tío Omar, una médico muy bueno que creo es muy querido en el barrio. Beso.

Hector dijo...

Anécdota de hace unos 25 años atras. En ese tiempo todavía era cine y creo que propiedad del constructor Juan Di Donato. La epoca en que proyectaban dos y tres! peliculas. Resulta que daban una policial y una de ciencia fición, con mi hermano fuimos a ver la segunda sola. Entramos al cine y un gran tumulto chiflaba y abucheaba en el hall! es que se había cortado al pelicula en el final. Apareció en la escalera el acomodador y, linterna en mano y a viva voz, contó como terminaba. Aplauso cerrado y adentro todos de vuelta. Postalitas del pago chico...Saludos. Héctor

LUCIANO dijo...

Buscando algo sobre el Constructor (el Ing. pagano), hay una extraña pero interesante publicación de 1955 denominada "quién es quien en Argentina". Algo muy raro porque es una especie de diccionario biográfico (se autodenomina como compilación "biografías contemporaneas")con la rareza de que da el domicilio y teléfono de cada personaje.
LA PÁGINA CORRESPONDIENTE A ADALBERTO PAGANO, SE PUEDE ENCONTRAR EN :
http://books.google.com.ar/
Y buscar allí "quien es quien en Argentina" (es un libro digitalizado, así que deberán luego buscar la página 470.
Saludos

Ricardo Raùl dijo...

Entrando en el tùnel del tiempo...durante nuestra juventud, divino tesoro, (eterna... of course),se disparaba la clàsica pregunta : ¿ chè, que dan en el ROSSINI ???, obviamente el consultado(hombre, èl) vestìa una remera rosa...ASÌ SE EMPIEZA.....

Clara Koser dijo...

En ese precioso Teatro Rossini actuó el hermoso Gardel el 5 de mayo de 1933. Lo felicito por todas las fotos viejas. Es una vergüenza que sean demolidos esos edificios que tienen historia. Menos mal que el Rossini sigue en pie habiendo sido honrado con la ilustre, elegante, simpática presencia de ese hombre que cada día está más precioso - Gardel.