viernes, 13 de febrero de 2009

Más sobre el galpón


Tate Modern Museum, el museo más visitado de Londres. Una vieja usina ladrillera recuperada y puesta en valor. Su interior hoy maravilla a propios y ajenos.


La usina conservó su ladrillo original incorporando nueva tecnología para adaptarse a los tiempos modernos.

La demolición del galpón ladrillero de la vieja estación del ferrocarril Rosario Puerto Belgrano generó las lóginas reacciones entre algunos vecinos a través de algunas de las páginas periodísticas webs de la ciudad. Desde quienes opinan que un "galpón viejo" no debe conservarse hasta quienes apuntan a no seguir demoliendo historia.
Quisiera apuntar unas lecturas adicionales al tema: 1) El edificio está en buen estado y es facilmente recuperable. Son 500 metros cuadrados de construcción reciclables. 2) Quienes vean el interior del edificio hoy pueden hacerse una imagen equivocada del sitio. Esos espacios se pueden renovar, llenar de luz, mejorarlos y que su aspecto se modifique radicalmente. 3) No necesariamente estos edificios deben ser museos. Pueden adaptarse a oficinas, vivienda, mercados, paseos de compras, restaurantes, turismo, salón de fiestas. 4) Que se hayan perdido varios galpones del ferrocarril Noroeste o se desatiendan los del ex Mercado Victoria no significa que debemos seguir resignando patrimonio. 5) Los especialistas en la materia deberían asumir mayor protagonismo para explicar y dar los argumentos necesarios para que el común de la gente tenga herramientas más precisas sobre la importancia de estos bienes. 6) La decisión de una demolición de estas características merecería que el intendente tuviera en su mesa más informes y opiniones al respecto.

No hay comentarios: