lunes, 26 de enero de 2009

Héctor Decio Rossetto

Héctor Decio Rossetto, séxtuple campeón argentino de ajedrez (1942, 1944, 1945, 1947, 1962 y 1972) y medalla dorada en las olimpíadas de ajedrez de 1952, falleció el pasado 23 de enero, a los 86 años de edad. Sus restos fueron velados en el Club Argentino de Ajedrez de la Capital Federal.
Bahiense de nacimiento, fue una de las figuras deportivas más destacadas de nuestro país y un hombre poco menos que ignorado por su ciudad.


Una de las últimas fotos de Rosseto


Ocupando las páginas de la revista El Gráfico, 1942


Rossetto juega con negras el abierto de La Habana, Cuba. Detrás suyo, Ernesto "Che" Guevara siguiendo la partida.


Rossetto con su hija Cecilia.


Rosseto, primero a la izquierda, con 12 años de edad integrando el equipo de Bahía Blanca que jugó el torneo argentino de ajedrez. El último a la derecha es Julio César Avanza, destacado político local y también integrante de esa delegación como jugador.

Rossetto había nacido en Bahía Blanca, donde aprendió a jugar ajedrez mirando a su padre en las mesas de la Central Muñíz. A los 14 años de edad integró la delegación de Bahía Blanca que disputó el torneo argentino del juego-ciencia. A esa edad se fue de nuestra ciudad para buscar suerte en Buenos Aires. Nunca se olvidó de su ciudad, aunque no faltó oportunidad para manifestar su tristeza porque sí Bahía Blanca se había olvidado de él, al punto que jamás se le rindió un homenaje en vida o se lo invitó a venir para ser parte de algún acto evocativo.
Fue uno de los ajedrecistas más grandes del país y uno de los bahienses más prestigiosos que recorriera el mundo.

5 comentarios:

Ricardo Raùl dijo...

Hay otros ejemplos de olvido.
El INGENIERO CIVIL Jorge DUBIN.
¿Quien no recuerda las famosas partidas con el INGENIERO WALTER (padre de Sergio Walter,too. INGENIERO)DAUB?.....¡¡¡¡que presencia la de los INGENIEROS!!!, parece que van ocupando los lugares que otrora eran exclusivos.....bueno lo de MAURICIO (MACRI) parece que va a animar a otros que estàn agazapados esperando el efecto espejo que empezò el ACTUAL VICEPRESI.....

Hector dijo...

Se me ocurren dos frases. Una es: "Nadie es profeta en su tierra" y se enlaza con la segunda: "¿Como va a ser inteligente si vive a la vuelta de mi casa?". Si Don Rossetto en lugar de lucir entre escaques y trebejos, lo hubiese hecho con una pelota, otra hubiese sido su historia. La inteligencia no se admira, se envidia. Y la pelota no se mancha... Saludos. Héctor

aria Elais Avanza dijo...

Estimado Mario Minervino: no encuentro otra via para agradecerle mucho la nota el Nueva Provincia del domingo 27.11.11, sobre mi padre julio C. Avanza, y Lopez Frances.
Es una sentesis muy bien pensada y mejor escrita.
Mi padre querida mucho a Bahia Blanca, he comprobado que ese amor es correspondido, es una suerte.
En nombre de toda la familia, muchisimas gracias!!!, y espero que hasta pronto.
Maria Elais Avanza
PD.: he pasado un momento muy grato recorriendo este blog. Felicitaciones.
Se lo re-envie a toda la familia Avanza bahiense.

Mariano A. Gonzalez Carrasco dijo...

Estimado Minervino. Se sabe cual es la direccion de la casa natal de Rossetto? Era Av. Cerri?

Mario M. dijo...

No tengo la dirección. Habría que chusmear guías de principios de siglo y ver. Cuando pase por la biblioteca Rivadavia voy a mirar.