lunes, 26 de enero de 2009

El patio del Suizo y algunas dudas...


La casona de dos plantas alojaba, en 1928, al hotel Alemania, luego convertido en el Suizo. Pero los memoriosos ubican al Suizo en la casa a demoler. ¿Dónde está la verdadera historia?


Patio del hotel Alemania, 1928

La reciente demolición de la que fuera la casona del hotel y restaurante, chopería "El Suizo" o simplemente "Hotel Suizo", en la avenida Colón 240, permitió comprobar que el recuerdo más vivo de quienes frecuentaban el lugar era su patio. De allí esta fotografía "arrimada" por el amigo Héctor Herro a este blog, donde muestra el patio del que por entonces era el Hotel Alemania, tomada en 1928, propiedad de Francisco Moser, establecimiento devenido en 1934 en "El Suizo", al cambiar de propietario. "La casa dispone de un patio precioso, que en verano constituye punto de cita obligado para los amantes de la buena cerveza...", menciona la citada nota. La duda que genera ese escrito es que describe al hotel como un inmueble "con un piso alto con habitaciones...", lo cual da a entender que el hotel ocupaba la casona de dos plantas vecinas a la que se demuele por estos días. Habrá que indagar o encontrar quienes aporten datos que permitan dilucidar donde, efectivamente, funcionó el tan recordado patio.

2 comentarios:

Ricardo Raùl dijo...

MARIO : Encontrè al hijo de quien gerenciò EL SUIZO en los 60. Se llama NESTOR AZNARES y su correo es:
nestor.aznarez@speady.com.ar.
Esperemos poder entrar en el tunel del tiempo ya que NESTOR es una persona EXCELENTE y con empatìa en estos temas.....

Juan Carlos Schmid dijo...

El Hotel Suizo estaba en el edificio del bar, solo que funcionaba detrás del patio cervecero, tenía dos plantas y se accedía por un corredor que partía del bar. En ese corredor estaba la puerta de la cocina y dos habitaciones con baño en planta baja siguiendo el largo del terreno; después estaba la escalera al primer piso y el corredor que daba acceso a las habitaciones que estaban a lo ancho del terreno, y las ventanas de las delanteras daban al patio cervecero, tanto las de planta baja como las del primer piso; había otra fila de habitaciones que miraban al patio posterior, de sevicio. En una de esas habitaciones vivía René Maffi, gerente de la casa de música ubicada en Ohiggins entre Brown y la cortada.