viernes, 31 de octubre de 2008

De visita por Pigué, Numa Ayrinhac


Perón y Evita, Numa Ayrinhac, 1948. Oleo destruido por la Libertadora en 1955.


Retrato oficial de Evita Duarte, 1948. Numa Ayrinhac

De paso por la vecina localidad de Pigue, a 130 kilómetros de Bahía, tuve oportunidad de visitar el cementerio, donde se ubica una obra increíble de uno de los artistas más destacados de nuestra región, como fue Numa Ayrinhac. Escultor y pintor, nació en Aveyrón, Francia, en 1881 y falleció en Buenos Aires, el 23 de marzo de 1951. Su angel de bronce erigido en la tumba de la familia Frayssinet, en el cementerio de Pigue, causa tanto asombro como emoción y espanto. Se muestra un angel, con sus extensas alas al cielo y en sus manos la cabeza del fundador de esa familia.


El ángel en el cementerio de Pigue, lugar de residencia de Numa.



Ayrinhac es reconocido a nivel nacional y mundial por uno de sus trabajos más singulares, cuano fue haber sido el retratista oficial de Eva Duarte y Juan Perón, cuyos cuadros ilustraron "La razón de mi vida", de Evita. La otra obra suya, mostrando al matrimonio Perón, fue quemada por los hacedores de la revolución libertadora de 1955.

sábado, 25 de octubre de 2008

Todos por el barrio Inglés



Se realizó el miércoles 22 de octubre una presentación en el Concejo Deliberante proponiendo iniciar una interesante movida a favor de la recuperación y puesta en valor del Barrio Inglés. Lo llamativo de la misma es que fue realizada por la Mesa Coordinadora de Colegios y consejos profesionales de la ciudad, que reune a más de 20 instituciones profesionales, incluÍdas abogados, contadores, ingenieros, agrimensores, arquitectos, escribanos, médicos y psicólogos, quienes participaran, cada cual desde su especialidad, en analizar la situación de este valiosísimo conjunto de viviendas de calle Brickman.
Uno de los primeros temas a resolver es obtener la transferencia de esos bienes del Organismo Nacional Administrador (ONABE) al municipio, para poder darle un marco legal adecuado al barrio. A partir de allí se comenzarían a instrumentar intervenciones de recuperación estructural, tareas de mantenimiento y otras cuestiones. Un primer paso para salvar a una de las obras arquitectónicas más valiosas que en materia ferroviaria posee el país.

jueves, 23 de octubre de 2008

Elemento recuperado



La comuna ha intervenido con celeridad y retirado la pintura que manos anónimas aplicaron sobre una de las esculturas del Paseo de calle Fuerte Argentino, más precisamente la denominada "Elemento", obra de Danilo Dazinger. Como se informara en este mismo blog, hace unas semanas la obra apreció completamente pintada, quitandole la fuerza natural propia del material ferroviario que la conforma. Si bien en muchas obras urbanas los autores incitan a que las mismas sean pintadas con frases o inquietudes de la gente, no era este el caso, como así tampoco son hoy los grafittis una muestra muy acabada de comunicación, sino en muchos casos meros símbolos de tribus que marcan su tereno a espaldas de toda la sociedad. Lejos estamos, por caso, de aquellos míticos escritos del mayo francés (1968), "Debajo del pavimento está la playa". (foto gentileza Héctor Herro)

martes, 21 de octubre de 2008

Edificios de Primera (III)



En la esquina de O'Higgins y Brown se ubica el edificio Taberner, construido entre 1955 y 1959. Se trata sin dudas del primer "rascacielos" de la ciudad, el cual, con sus 15 pisos de altura, vino a marcar la fuerte presencia de esta tipología edilicia. Fue diseñado por el arquitecto Manuel Mayer Méndez y construido por la empresa de los hermanos Enrique y Pedro Cabré Moré.
De lineas modernas, con juegos de entrantes y salientes y varias gamas de colores incorporados a su fachada, conforma un verdadero clásico local y uno de los pocos edificios en altura incluidos en el inventario patrimonial. En su terraza se ubica un atractivo mirador, único en su tipo. De acuerdo a crónicas de la época fue el primer rascacielos bahiense donde se utilizó armadura de hierro torsionada, la mayoría de los departamentos se entregaron amueblados por la empresa Taberner y muchos de sus primeros habitantes decidieron dejar sus viviendas en el incipante barrio parque Palihue para acceder a este lugar.





Vista desde calle Brown, 1957


Mirador, vista hacia el área petroquímica.


El mirador, visto desde calle Brown

El palier en planta baja. Amplitud y materiales de calidad de una espacialidad admirable.

jueves, 9 de octubre de 2008

Edificios de Primera (II)


Este magnífico edificio de Zeballos y Portugal, bautizado en 1991 como "Edificio Cisneros", es un obra de una calidad única, una muestra del movimiento moderno en Bahía Blanca y el primer edificio en altura resuelto en un lenguaje adecuado a esa tipología. Fue construido en 1937, en un terreno de pequeñas dimensiones propiedad de Carlos Cisneros.
"Este edificio de departamentos es, puede decirse con toda seguridad, no solo único en Bahía Blanca, sino también la más avanzada manifestación de arquitectura moderna", publicó un diario de la época.
La obra fue diseñada por el ingeniero Guillermo Martín, de la empresa Francisco Marseillán & Cía, y construido por M. Greco & Paghera.



El jardín de la esquina se resolvió respetando las líneas paisajísticas de la plazoleta Payró, ubicada enfrente. "Constituye el primer paso de área semi-pública, un paso más hacia la ideal ciudad jardín", explicaron los autores del proyecto.


Como detalles adicionales, el edificio cuenta con garages independientes en planta baja para cinco de los seis departamentos (en 1937!), ascensor, incinerador de residuos y conexión de cable para las antenas de las radios. Puede considerarse el primer edificio en altura de la ciudad, construido con un lenguaje propio de esas obras, un verdadero adelantado, de líneas impecables.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Milstein ya tiene su memorial


Memorial a César Milstein

En la intersección de calles Cuyo y Rosario quedó inaugurado en la fecha el memorial al premio Nobel de medicina, el bahiense César Milstein (1927-2002), en coincidencia con el 81 aniversario de su natalicio.
La obra fue diseñada por el arquitecto Horacio Miglierina, del área de Planeamiento Urbano Municipal, y es una metáfora que busca relacionar una herramienta emblemática del científico, como era el microscopio, llevada a una escala macro con una especie de mirador hacia el cielo.
Esa relación se materializa mediante un aro metálico de 8,50 metros de diámetro, sostenido por 7 patas de hierro, todo el conjunto pintado de rojo.


Una de las poltronas, diseñada por artistas locales

El monumento, una especie de instalación que pretende interactuar con los paseantes, contiene dos poltronas para sentarse y poder disfrutar del mismo cielo que miraba Milstein durante su niñez y juventud. Cada 24 de marzo, en coincidencia con la fecha de fallecimiento del Nobel, la inclinación dada al aro permitirá observar la Cruz del Sur.

sábado, 4 de octubre de 2008

Edificios de Primera (I)

No es Bahía una ciudad de lindos edificios en altura. Los hay muy pocos de calidad arquitectónica, con un aporte de diseño y un rasgo de preocupación por su estética y aporte a la valorización del paisaje urbano. Curiosamente (o no tanto), lo que a mi gusto son los más valiosos fueron los que abrieron la historia de los "rascacielos" locales. Las décadas del 60 y 70 ya trajeron una fuerte especulación inmobiliaria que derivó en otro tipo de propuestas que, lamentablemente, marcaron el camino más seguido.
El homenaje entonces para un puñado de cinco obras destacadas, la primera de ellas este edificio de 1955, proyecto de la empresa de Francisco Luisoni e hijos.
Una exacta resolución de esquina, limpieza de diseño y un juego de volúmenes con un equilibrio gratificante.


O'Higgins y Darregueira, PB y cinco pisos para una joyita de esta tipología.


La promoción de la obra, junio de 1955

viernes, 3 de octubre de 2008

Maqueta emotiva


El sábado 4 de octubre el museo Ferrowhite, en la zona de acceso a la vieja Usina ("El Castillo") adhiere a un nuevo aniversario de la localidad portuaria inaugurando una réplica de la vieja estación ferroviaria de Ingeniero White, mediante una maqueta construida por Ernesto Micucci. El 22 de diciembre de 1991 un incendio intencional destruyó el edificio de chapa y madera, habilitada en 1900 en reemplazo de la primera estación, bautizada en 1884 como "El Puerto" erigida sobre el muelle. Ahora se tendrá la oportunidad de ver recreada en sus tres dimensiones a este emblemático símbolo ferro-portuario.


Micucci y su maqueta


Micucci trabajó como mensajero de la estación entre 1961 y 1968 y tdedicó más de dos años en componer esta miniatura, la cual fue realizada realizada con madera de pinotea obtenido de su propia casa.


La Estación, 1928

Escena del incendio intencional que en 1991 destruyó la estación

jueves, 2 de octubre de 2008

Increíble


Foto gentileza Héctor Herro

Hay situaciones que desalientan. Hace unas semanas se publicó un llamado de atención en el diario La Nueva Provincia porque manos anónimas habían pintado de blanco la escultura "Elemento", de Danilo Danziger, en el Paseo de las Esculturas. "Sí, lo ví. Ahora vamos a estar atentos para que no le hagan algún grafitti", dijo entonces el encargado actual del Cementerio y (también) de los Espacios Públicos, Marcelo Caramelli. Pasaron unos pocos días y...sorpresa...la obra original aparece ahora pintada con esta mamarrachada de algún iluminado que creerá que está haciendo un aporte de valor agrediendo una obra que no le pertenece, que es parte de un exitoso Simposio Nacional de Escultura Monumental realizado en nuestra ciudad recurriendo a rezago ferroviario y que lucía sus formas naturales, puras, de acuerdo al diseño de su autor.
Habría que ya mismo echarle unos cuantos litros de decapante o el producto que sea, para recuperar el hierro y desalentar este tipo de intervenciones que significan una agresión al patrimonio de todos.


"Elemento", de Danziger, en su estado original: hierro y óxido



Los artistas buscando material para su trabajo en calle Brickman, ex terrenos del ferrocarril Pacífico. De allí salieron las 12 esculturas del Paseo, 1993.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Casa Vilela

La denominada "Casa Vilela" se ubica en calle Fitz Roy, a pocos metros de calle Brown, esto es en vecindad de la nefasta esquina de Mac Donalds. Está incluida en el inventario patrimonial de la ciudad aunque su estado es entre ruinoso y desastroso, sobre todo su planta alta. Los locales comerciales de Planta baja van cambiando de dueño de manera esporádica, aunque esta vez los dos ocupantes han elegido un color tranquilo para pintar su "pedacito" y el conjunto muestra cierta armonía. Hasta no hace mucho, el local de la derecha estab pintado de color violeta.


Ilustración original de Saurí, 1909

La obra fue diseñada en 1909 por el arquitecto catalán Joaquín Saurí y construida con la calificada mano de obra de Santiago Teddi. Su estilo es cercano al art nouveau, aunque no varios detalles historicistas. El propio Saurí la definió, en su época, como de estilo "Luis XIII", con adornos modernos, "estilo muy en boga en París y Buenos Aires, que sin estar cargado de ornamentación tiene la suficiente para hacer agradable el conjunto".



Una innovación realmente audaz fue el uso del hierro a la vista, tanto en balcones como a modo de balaustres en los parapetos del remate de la vivienda, "por ser de bastante buen gusto, explicó Saurí, la combinación del revoque "símil piedra" con dicho material".
La "Casa Vilela", de la familia de Miguel Vilela, con su fantástico ventanal Bob window central que se adelanta al cuerpo de la vivienda en un bien arquitectónico de un valor artístico importante, que sobrevivie a duras penas entre el caos y la anarquía que rige en la materia preservación.


La casona con sus tres puertas de acceso centrales, sus dinteles curvos propios del art nouveau y sus dos locales comerciales que cambian de color y cartelería según el gusto de sus ocupantes.