sábado, 1 de noviembre de 2008

Evita por Bahía

Eva Duarte visitó Bahía Blanca en dos oportunidades, la primera de ellas en 1946, acompañando a Juan Domingo Perón en su campaña presidencial. En esa ocasión mantuvo un muy bajo perfil, al punto que pocas crónicas periodísticas dan cuenta de su presencia. La segunda fue en noviembre de 1948, ya consolidada como "Jefa espiritual de la Nación". Lo hizo sola, llegó en tren a la estación sud y de allí se dirigió en auto a la municipalidad, siendo recibida por el intendente Rafael Laplaza, primer jefe comunal peronista de la ciudad.


El niño Astolfi recita una poesía a Evita durante la inauguración del Jardín de Infantes número 1


Evita llegó en el tren a la estación de calle Cerri y de allí se dirigió al palacio municipal.

Otra vista de su presencia en el Jardín número 1. Evita con su mítico rodete y un atractivo modelito floreado.


No demasiada gente se reunió alrededor del mástil de la avenida Alem y Alsina para escuchar un encendido discurso de Evita desde el balcón central del teatro Municipal

Su actividad del día fue intensa, incluyó la inauguración del Jardín de infantes número 1 de calle Corrientes del 400, un almuerzo popular en Ingeniero White y una visita, por la noche, al Regimiento V de infantería, en Villa Floresta. Por la tarde dio un encendido discurso a los "descamisados de Bahía Blanca" (así lo comenzó) desde el balcón central del teatro municipal. Evita tenía entonces 29 años de edad y pocos imaginaban que estaban en presencia de quien estaba llamada a convertirse en uno de los grandes mitos del mundo moderno.

2 comentarios:

Lelé dijo...

El mejor post hasta ahora. ¿El niño Astolfi no será Petoto, el que manejaba la taberna vasca? Qué increíble: ¡Evita tenía mi edad cuando estuvo en el teatro! El mejor post hasta ahora.

Mario R. Minervino dijo...

Astolfi en el papá de nuestro compañerito del diario, que trabaja en deportes.