jueves, 27 de noviembre de 2008

Cosas (casas) raras



Sabido es el crecimiento edilicio que en los últimos diez años vienen "sufriendo" barrios como Universitario y Napostá, con la aparición de cientos de edificios destinados a viviendas multifamiliares, los mismos a los que un fomentista bautizó "palomares", o "conejeras". Este ejemplo de calle 12 de Octubre al 400 es por demás ilustrativo de esa situación y llamativo además por su ubicación. El chalecito ha perdido de manera notable sus posibilidades de recibir sol a partir del mediodía y se asegura algunas horas de sombra y oscurecimiento. Pero, según se advierte en la foto, parece que también se pasó unos centímetros de la raya y ahora el cerco que divide los terrenos marca que al menos un pedazo de ese inmueble "quedó del otro lado". Un corralito casero dentro de un gran corralito urbano.

1 comentario:

Ricardo Raùl dijo...

Los profesionales que trabajamos en nuestra ciudad CONOCEMOS que està PERMITIDO y que NO, ergo lo que muestra la imagen està PERMITIDO....¿ què se debe hacer? MODERNIZAR LOS CODIGOS e INSERTAR EN ELLOS todas las VERDADES que este blog nos muestra....la PROPUESTA de REFORMA al CODIGO de la EDICACION està PRESENTADO...se debe trabajar en el CONCENSO de la misma...